Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies

Close
Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Orden de Malta

Entrevista a Rosalie, voluntaria del Libanon Projekt

Líbano, 20/10/2016 


Hablamos con Rosalie Boeselager, médico y voluntaria de la Orden de Malta en Barcelona, para que nos explique su voluntariado de este verano en el Líbano.

Entrevista Rosalie Libano

Rosalie, ¿Qué es Libanon Projekt? ¿Cuál ha sido tú experiencia?

“Das Libanon Projekt” es un proyecto de la Orden de Malta dirigido a enfermos y necesitados de varios centros de acogida del Líbano. Nuestro voluntariado consistía en cuidarles y estar con ellos durante seis días. A cada voluntario se le suele asignar un “Guest” al que hay que cuidar las 24 horas del día.
Pero, tras estas dos semanas que he estado, me he dado cuenta de que “Libanon Projekt” va mucho más allá, es un proyecto para aprender a escuchar donde no hay voz, de ver donde hay oscuridad y de sentir donde no hay contacto.

Mi Libanon fue un poco diferente ya que este año fui como “hakima”, que significa médico en árabe.
La palabra “hakima” la aprendí rapidísimo porque durante todo el día nos llamaban con frecuencia. Sin embargo, pocas veces fue verdaderamente una urgencia, en la mayoría de los casos nos llamaban porque necesitaban un poco de atención, una mano caritativa, un abrazo o una tirita o crema.

De esta manera he conocido a muchos “Guests” y sigo acordándome de ellos:
Me acuerdo de la señora ciega que siempre cantaba canciones árabes con ritmo extraño, del chico joven que hablaba muy bien inglés y que en sus ojos se veía que quería decir más de lo que podía expresar.
Nunca me olvidaré de la chica joven tan piadosa que siempre llevaba un rosario en la mano y rezaba durante los viajes en autobús, ¡solía hacer callar a todo el mundo en misa!, ni del señor mayor con síndrome de Down que era tan tranquilo que pasaba desapercibido, ¡podía estar todo el día pintando!.
Me acuerdo mucho del chico jovencito, que siempre sonreía y se enamoraba de todas las chicas al instante, ¡bailaba Michael Jackson de una forma fascinante!, y también del joven que repetía todo lo que decía y luego se reía de sí mismo.

Recuerdo a la chica en silla de ruedas con múltiples deformaciones que por primera vez se bañó en el mar. Y pienso en muchos más que he tenido la suerte de conocer y con los que he pasado estas vacaciones de verano.

De ellos, que sufren no solamente de una discapacidad, sino también de pobreza extrema, he aprendido a saber dar las gracias por lo que tenemos y a defender y luchar por la vida.

¡Es un proyecto INCREÍBLE! ¡Os recomiendo totalmente ir!

Entrevista Rosalie Libano

Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Calle de la Flora 3 | 28013 | Madrid | España