Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies

Close
Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Orden de Malta

“He vivido una de las experiencias más gratificantes y hermosas de mi vida” Testimonio de Laura Isabel, voluntaria del Líbano Camp

29/12/2017 


“Este verano en el Líbano Camp he vivido una de las experiencias más gratificantes y hermosas de mi vida. No conocía a ninguno de los miembros y voluntarios de la Orden de Malta con quien iba a estar allí, más allá de un par de encuentros que habíamos tenido antes en Madrid. Tampoco conocía al capellán de la Orden, al Abuna que se encargaría de dirigir nuestros rezos y plegarias, de cuidar nuestro ánimo y mantener nuestra mirada en la Cruz de Cristo. Y tampoco la conocía a ella, a la enferma que me acompañaría en mi semana en el camp. Ella me acompañó. Mi Señora fue  mi amiga y mi compañera, fue incluso mi confidente y creo que yo también la suya. Me hizo partícipe de sus sufrimientos y también de sus alegrías, yo hice lo propio y entendí en qué consistía aquello del “gozo” del voluntario melitense que también, hasta entonces, desconocía.

Reflexioné sobre las palabras que nos decía nuestro Abuna cuando hablaba de nuestros Cristos, nuestras señoras las enfermas, a las que habíamos ido a recoger del hospital para pasar una semana de actividades a su servicio… Qué diferente su vida de la mía y, al mismo tiempo, qué parecidas éramos…

Más allá de la enfermedad, de nuestras circunstancias o biografía no éramos más que dos seres humanos a los que la Providencia había puesto frente a frente para hablarse, para escucharse, para ayudarse, para comprenderse, para quererse. Dos seres humanos con su historia y sus sufrimientos, sus gracias e imperfecciones, con sus debilidades, con su conciencia o inconsciencia de los males que les aquejan… Pasé una semana con una hermana a la que escuché y que me escuchó, a la que serví y me sirvió, pues en esos días, viniendo de lugares distintos, con historias vitales diferentes, éramos dos iguales, bajo un mismo techo, casi puerta con puerta, en un mismo comedor, bajo un mismo sol, viendo las mismas estrellas, cantando las mismas canciones, imaginando el mismo sonido de una guitarra y de una flauta proyectándose hasta el cielo, desde un mismo patio, en el Monte Líbano.”

Laura Isabel Morillas Padrón

Voluntaria del Líbano Camp 2017

Descubre más del Líbano Camp aquí

Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta

Fundación Hospitalaria de la Orden de Malta en España | CIF: G78135498 Calle de la Flora 3 | 28013 | Madrid | España