23 Julio 2014
Buscar
Tienda Online Contactar Login
 
Home > Actualidad en España > NUESTROS AMIGOS DE GÖTZE - Madrid

NUESTROS AMIGOS DE GÖTZE - Madrid

 
Rachel, con sus listas de voluntarios de “Marta” (la Orden, se entiende); Chema, con sus cantes, su sorprendente espontaneidad y…“¿La merienda?!”; Pachi, con su serenidad y su asombrosa fortaleza para apartar la silla de ruedas y caminar, dejando también a un lado sus dificultades físicas para hacerlo; Katia, esa niña grande, cariñosa y sensible, con sus llantos inesperados que pasan a la más amplia de las sonrisas con la misma facilidad; Pepa, tan bajita, tirándote de la manga para que te agaches a escuchar lo que tiene que contarte con su hilo de voz (a menudo su preocupación porque Chema le quite la merienda), lenta pero tenaz; Titi, inseparable de sus muñecos “Bubu” e imparable cuando hay música; Damaris, la ingenuidad y la dulzura, que te alegra con su “¡Guapa!” tan sentido acompañado de uno de los gestos de su lenguaje especial; Dioni, con sus cursos para ligar… ¡Eso hay que verlo!... no vaya a ser que se enfade si no reproduzco fielmente sus consejos y me mande a comisaría; Legaza, la ternura, mi sol… que yo soy la luna y cantamos nuestro “Al sol le llaman Lore-Lorenzo y a la lu-luruna Catali-lirina…”; Mamen, Miguel, Javi, Dolores, Coqui
 
Ellos son nuestros amigos de Götze, los que nos acompañan en los planes de los domingos.
 
Son especiales… por sus personalidades tan marcadas, su manera original de estar en el mundo, su forma singular de comunicarse, sus habilidades, sus sentimientos,… Por todo esto que descubrimos cuando miramos más allá de su aspecto que, de un modo tal vez más evidente, nos anuncia lo único que todos tienen en común: una discapacidad intelectual; y cuando nuestra aproximación está más fundamentada en su dignidad que en la compasión que nos puedan despertar.
 
En todas sus diferencias, entre sí y respecto a las personas que no tenemos una discapacidad, es precisamente donde radica el mayor valor que nos aporta observarles o la relación que establecemos con ellos, ya que esos seres supuestamente imperfectos están llenos de VIRTUDES. Virtudes per se y virtudes por su CAPACIDAD para provocar efectos en nuestros corazones y ayudarnos a variar nuestra perspectiva de las cosas. Pues su limitación para desarrollarse intelectualmente de una forma profunda es nuestra oportunidad para abrir la mente a lo esencial y recapacitar sobre nuestros propios frenos al analizar sus cualidades.
 
Me acerco a ellos como un fin en sí mismos. Y, de regalo, se convierten en un medio para conocerme mejor y reencontrarme o conectar cada domingo con el lado más sencillo de la vida.
 
Son un ejemplo de LIBERTAD. Por su inocencia, su carencia de prejuicios y complejos y su naturalidad y espontaneidad… son personas “en estado puro”.
 
Creo que, a los voluntarios, respirar esa frescura nos da energía positiva para afrontar la semana que comienza al día siguiente.
 
Los veo felices en su realidad, en la Fundación Götze, a donde les gusta volver después de nuestro plan, junto a unos valiosos profesionales que les ayudan a desarrollar todo su potencial.
 
Pero también necesitan el contacto con el exterior y, sobre todo, AMOR, ese lenguaje universal que todos comprenden y al que son enormemente receptivos.
 
Eso precisamente es lo que nosotros, los voluntarios, les damos: AMOR en forma de amistad, divirtiéndonos sinceramente con ellos en una actividad diferente de fin de semana; AMOR en forma de paciencia, cuando hacen travesuras o se ponen más difíciles; AMOR en forma de cariño, sin más, con un abrazo, una sonrisa o una mirada, AMOR en forma de alegría, cantando, bailando, jugando o riendo con ellos; AMOR en forma de respeto, adaptándonos a sus necesidades o a sus ritmos; AMOR en forma de esfuerzo, sacrificando nuestro tiempo libre o de descanso…
 
Hablo en plural porque percibo estas expresiones de AMOR en la actitud y el espíritu de todos los voluntarios que llevamos a cabo juntos esta labor, modelos para mí de compromiso y valía.
 
Y todos sabemos que, por el gran cariño que nos dan Rachel, Chema, Pachi, Katia, Pepa, etc., lo que aprendemos con ellos y su cara de felicidad al abrir la puerta de Götze y vernos, nos merece la pena dedicarles ese rato cada semana.
 
Ana Febrel
Voluntaria de Götze
TOOL BOX

ÚLTIMAS NOTICIAS

ACTUALIDAD ESPAÑA
PROYECTOS Y ACTI...
ORDEN DE MALTA TV
Master Malta
As es y funciona la Orden de Malta en Espaa. Conoce sus labores asistenciales nacionales y tambin internacionales.
900 Aos de servicio ...
El Hambre Está en la Calle
El hambre, enfermedad endémica de los países pobres, que creíamos erradicada en España, está extendiéndose alarmantemente entre nosotros. ...
Comedor de San Juan de Acre en Sevilla
Nuestro nuevo comedor de Sevilla en pleno funcionamiento....
Ejemplo de Superación
Juan Domínguez-Manjón, Miembro de la Orden de Malta y un ejemplo de superación....